Cargando...
Copiar

Alimentos saludables que ayudan a evitar la enfermedad de la tiroides.

Loading...

Al elegir los mejores productos que apoyan la función de la glándula tiroides , debe limitar la ingesta de alimentos ricos en bociógenos (bociógenos) a favor de alimentos que ayuden a la glándula tiroides a evitar una posible enfermedad de la tiroides. Se trata especialmente de alimentos ricos en vitamina B y hierro, frutas y verduras ricas en antioxidantes, algas, carne magra, pescado, frijoles, aceite de oliva y aceite vegetal.

Alimentos ricos en vitamina B

Los alimentos ricos en vitamina B ayudan a la glándula tiroides a combatir la enfermedad de la tiroides: pavo, carne de res, nueces de Brasil, papas, lentejas, frijoles negros y yogur. Las verduras frescas ricas en hierro también apoyan la función de la glándula tiroides.

Granos enteros

Los granos enteros también ayudan a la glándula tiroides. Por ejemplo, lentejas, arroz integral, cebada, mijo, palomitas de maíz, arroz salvaje, avena y trigo integral. Las personas deben consumir plantas marinas, como algas si tienen problemas de tiroides. Los problemas de tiroides a menudo son causados ​​por radicales libres. Por otro lado, los alimentos ricos en antioxidantes nos protegen, es decir, la producción de la hormona tiroidea que depende de muchas funciones corporales importantes. Aquellos que desean una tiroides saludable deben comer frutas y verduras frescas, como arándanos, tomates, cerezas, calabacines y pimientos. Pero el brócoli, la coliflor, el repollo, la colza, la col rizada, los nabos, el colinabo y las coles de Bruselas pueden tener un efecto bociogenético.

Loading...

Los posibles efectos secundarios

Aunque estas plantas son saludables, en muchos aspectos, contienen ciertos ingredientes que pueden dificultar la función de la glándula tiroides. Si se comen en grandes cantidades, estos alimentos pueden incluso reducir la absorción de la hormona tiroidea. La carne magra, el pescado de los mares fríos, el lino y los frijoles proporcionan proteínas útiles y ayudan a mantener la salud de la glándula tiroides. Los alimentos orgánicos son una opción particularmente buena porque no contienen ciertas hormonas y esteroides que pueden reducir la producción natural de hormonas tiroideas.

Grasas Omega-3

Los ácidos grasos Omega-3 son esenciales para la glándula tiroides. El atún y el salmón son buenas fuentes cuando se trata de peces capturados en el mar en lugar de los que se cultivan en granjas piscícolas. De hecho, para que los peces tengan ácidos grasos omega-3, los peces necesitan comer algas. La linaza ayuda a la glándula tiroides (molerla en un molinillo de café y ponerla en un yogur, ensaladas y sopas). En platos cocinados, agréguelo en comidas ya cocinadas, pero no antes. Elegir un aceite de cocina saludable es esencial para la glándula tiroides. El aceite de oliva y el aceite de canola son buenas opciones. Si ya tiene un problema con la glándula tiroides antes de elegir cualquiera de estos alimentos, consulte a su médico de cabecera o especialista.

Loading...
Loading...