Cargando...
Copiar

4 Sustitutos Saludables de la Sal (Todos Sabrosos)

Loading...

¿Estás buscando sustitutos saludables de la sal? Las enfermedades como la hipertensión arterial requieren que encuentres productos naturales menos dañinos para nuestro corazón. Además, el consumo excesivo de sal es uno de los principales problemas de desequilibrios dietéticos que causan enfermedades metabólicas.

  • 1 4 alternativas a la sal que no nos harán perder el placer del gusto en los platos
    • 1.1 Hiervas, especias y aromas
    • 1.2 Vinagre
    • 1.3 Limón
    • 1.4 Sal rosada del Himalaya
  • 2 ¿Qué es la sal?
  • 3 Propiedades nutricionales
  • 4 ¿Cuánta sal debemos consumir?

Afortunadamente hay varias alternativas naturales, con otras sustancias menos ricas en sodio, pero igual de capaces de dar sabor a los alimentos.

4 alternativas a la sal que no nos harán perder el placer del gusto en los platos

Hiervas, especias y aromas

Las especias, aromas y hierbas aromáticas son un concentrado de ingredientes activos que dan sabor a los platos de forma natural sin cubrir los olores y sabores de los ingredientes originales.

Del orégano al romero, de la salvia al ajo, a las especias y aromas más comunes, como a la cúrcuma exótica, todas son excelentes alternativas a la sal.

Vinagre

El vinagre tiene mil propiedades y diferentes usos. En comparación con las especias y los aromas esta cuenta con muchos más beneficios, siendo un ingrediente que puede reemplazar tranquilamente a la sal.

Además del vinagre de vino clásico, en el mercado encontramos el vinagre de manzana, lo puedes probar en ensaladas y enriquecer y realzar su sabor sin distorsionarlo.

Limón

El limón es similar al vinagre, o más bien el jugo de limón es una excelente alternativa a la sal, ideal para condimentar pescados y carnes pero también verduras y vegetales, crudos o cocidos.

Sal rosada del Himalaya

Entre los sustitutos de la sal de cocina clásica se encuentra la sal rosada del Himalaya recomendada gracias a su composición, tanto en casos de hipertensión y retención de agua como de problemas de tiroides.

Loading...

Estos son algunos de los productos que te ayudarán a reducir la sal de tu dieta diaria. Además, reducirán los riesgos de que sufras de enfermedades cardiovasculares y te mantendrán mucho más saludable.

¿Qué es la sal?

La sal es un compuesto químico formado por una combinación de varios iones dispuestos dentro de una red cristalina, y unidos por un enlace iónico.

No todas las sales tienen la misma composición química, pueden consistir en un número diferente de elementos químicos, pero también pueden ser orgánicos o inorgánicos, simples o complejos, binarios o ternarios, etc. Para esto, el resultado varía tanto en color como en elementos como la transparencia y el sabor.

Algunas sales pueden ser muy solubles, otras son insolubles o solubles en soluciones distintas del agua. Lo que llamamos sal de cocina es una de las muchas sales en circulación, que se encuentran dentro del cloruro de sodio.

Propiedades nutricionales

La sal siempre ha sido apreciada por su capacidad para dar sabor a los alimentos, pero en la antigüedad se suponía que también tenía poderes mágicos.

Por ejemplo, los antiguos romanos consideraban tan importante construir una calle dedicada a este producto, la Vía Salaria, para así garantizar el suministro de sal desde el mar Adriático.

En los últimos dos siglos, muchos estudios se han centrado en las propiedades de la sal, demostrando que esto es de crucial importancia para la salud del ser humano. Sus efectos están relacionados con la presencia de la molécula de sodio, siendo estas sus propiedades:

  • Estimula procesos fisiológicos importantes para el organismo. En particular interviene en la transmisión de los impulsos nerviosos, pero también regula la presión y el intercambio de líquidos en el cuerpo.
  • Ayuda a mantener los mecanismos fisiológicos osmóticos celulares y tisulares.
  • Previene el estreñimiento. La sal marina en particular, tiene un efecto laxante.
  • Ayuda a despejar las vías respiratorias.

¿Cuánta sal debemos consumir?

El requerimiento diario de sodio es de unos 0.5 gramos. La ingesta excesiva favorece la hipertensión y las enfermedades cardiovasculares. Alrededor de una cuarta parte de la población adulta tiene que hacer frente a la hipertensión, un factor de riesgo para enfermedades circulatorias y ataques cardíacos.

El sodio está presente de forma natural en todos los alimentos y se agrega a los procesados ​​como conservantes, así como es un gran potenciador de sabor. Los estudios señalan que una reducción de sodio en la industria alimentaria no es suficiente, ya que también es necesario “reeducar” al paladar con gustos menos sabrosos.

Loading...
Loading...